Translate

sábado, 11 de febrero de 2017

Arte del arquero



Elvira Soriano Camacho





Arte del arquero

Apuntar cerrando los ojos, el arco tenso,
la flecha de algún modo dirigida al centro.
Y convertirte en uno con la flecha.
Temblar levemente, respirando apenas,
atento a esa canción que te ha de alcanzar
en la oscuridad. Relajar el cuerpo que no es más
tu cuerpo, sino la vara esbelta que reposa
entre dos dedos, retenida por la mano.

Al principio nada, un gotear de aguas remotas,
la voz de un pájaro que sueña, el bramido lejano
de nubes que arrastran la tormenta.
Silencio transparente abarcándolo todo.
Una pausa, un tamborileo en pecho ajeno.

Entonces, ligero, apenas perceptible, el parpadeo
de una chispa, la música que late secretamente,
el centro-corazón que llama la punta de la flecha.

Y tú sueltas de golpe todo el aire retenido
en los pulmones, te dejas ir como ciego al encuentro.
Penetras, te integras a la piel anhelante de tu diana.

                  Buceas en su sangre, estallas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario