Translate

domingo, 1 de marzo de 2015

Poesía




Henry Scott Tuke







Entonces, en aquel momento,
amor era un charco níveo, una visión
perversa, una mordida en la yugular,
burbuja de luz en medio del zumo de la noche.

Entonces, después, amor fue aullar igual
que un perro encima de una tumba.

Entonces, tan luego, amor fue un silencio
de lengua mutilada a mitad del canto,
una barca con los mapas abolidos,
esa víscera recién sacada del tajo en el pecho.

Entonces, ahora, de pronto, ahora,
amor, esa maldita palabra, empieza a reverdecer
como una piedra que se transmuta en árbol.

Y yo trato de levantar los párpados.
Y duele.


1 comentario: