Translate

domingo, 13 de abril de 2014

Poesía





R. H. Ives Gammel




Vampiro

Vida, dilo, repítelo: vida vida vida,
y del otro lado vida que desconocemos
y que llamamos muerte, y que tememos.
Esta chaveta, mi amor, de zapatero de Hermes,
atravesando lo que he sido y lo que soy.
Esta boca con hambre de belleza que se abre,
muda, torturada, como la de un pez fuera del agua.

Mis alas de monstruo batiendo en la oscuridad.
Mi voz llamándote sin reposo, mi mano tanteando el aire
frío, en la búsqueda de tu sexo y tu yugular.
Mis colmillos listos para morder.
Mi corazón listo para alimentarse de tu fulgurante yo.

Los lobos nos cantan, ¿puedes escucharlos?,
los omnipresentes niños de la noche.
Y todas las rosas negras, las rosas digitales que esparcí
delante de tu puerta, rezuman sangre.

Te voy a tomar mientras duermes.
No duermas ya nunca.
Te voy a exprimir como a un racimo de uvas griegas.
Te voy a borrar de la memoria el vino aguado
que has bebido hasta hoy,
y el sabor de la primera hora del alba.

Veo estacas que apuntan, que amenazan, rígidas.
Veo hogueras ardiendo sobre las terrazas
y un sol púrpura quebrándose en el lomo del oeste.

Por la primera y la última vez serás huésped

del que no se refleja en los espejos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario