Translate

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Poesía




Andrei Remnev







¡Hallelujah, digo, Hallelujah!

Voy a dejar ondear mi bandera freak.

Sí, yo también, David Crosby,
siento que se lo debo a alguien,
porque ha pasado tanto tiempo y todavía
hay corazones sucios acechando en las esquinas

por donde pasan los adolescentes besándose,
por donde pasan las chicas con los pechos al aire,
por donde pasan las mujeres que guardan un secreto
masculino entre las piernas, por donde pasan
todos los que quieren vivir como se debe vivir:
A gritos, revolcándose en la gloria, surfeando
la clara mañana que heredamos de los dioses
a pleno pulmón, sin biblias ni coranes ni otros libros
represores, sin gente de labios apretados
que predica el infierno en el que quedaron estancados.

Nunca, nunca me voy a cortar el cabello, nunca
voy a soltar mi bandera freak, y si caigo,
si caigo, que haya alguien cerca para que la esgrima
y se lance al galope contra esos estúpidos molinos
que se renuevan de era en era. 

Seamos pues impúdicos,
seamos espontáneos, contradictorios, extáticos,
seamos la bendita cigarra de la fábula, seamos
como queramos ser debajo de nuestra propia bandera.

¡Hallelujah, digo, Hallelujah!


1 comentario: