Translate

domingo, 6 de octubre de 2013

Poesía




                Franz Marc




Magia

Tendidas, con la respiración entrecortada
y las manos delante del rostro, anhelantes,
en habitaciones que desconozco,
esas mujeres ensueñan, se estremecen.

Puedo oír sus voces oscuras
hablando en un idioma dulce, ajeno.
Lloran, musitan hilachas de música,
engarfian los dedos pálidos en el hilo
que me une a todas ellas…

Tendido, con la respiración entrecortada
y las manos delante de mi rostro, anhelante,
en una habitación que no me pertenece,
yo ensueño, pendiente de sus voces oscuras.

Aprieto los párpados para verlas, 
                                      para poderme asir
de algún modo a ese hilo que nos une;
una pita blanca, llameante, que se afila contra
el aire azul prusia de octubre. Siento sus dedos
que se engarfian en mis hombros, me sostienen.

Me sostienen. Me calman.
Me traspasan su sangre translúcida.

Me salvan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario