Translate

lunes, 9 de septiembre de 2013

Poesía


           
                 Francois Xavier Fabre  (San Sebastián)




Nunca digas nunca,
porque en un momento puedes hallarte 
ahí donde no quieres,
sosteniendo tu ala herida.

Mejor no juzgues a tu prójimo. 
Mejor no hables de lo que no debió ser.
Mejor no hables.

Tempestad de alas heridas en la calle.
Batiendo en cualquier calle del mundo, 
en todas las calles.
Alas heridas que tapizan el suelo 
con sus plumas ensangrentadas.

Esos ojos que te miran con espanto son tus ojos. 
Ala herida.
Ojos de verdugo, ojos de víctima, 
ojos de juez, ojos de fugitivo…

Ala quebrada en pedazos, huesitos partidos, 
el dolor punzante en la memoria.

Malo, bueno: nada somos: 
Huesitos machacados bajo el plumón tierno.
Ala herida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario