Translate

viernes, 2 de agosto de 2013

Poesía




              Guy Brenant  (San Sebastián






Sí, yo he amado los cuerpos

Indescriptibles tierras de delirio.
Cuerpos que te hacen pensar en Dios. Pobres cuerpos
que se extienden bajo el placer 
como surcos palpitantes.

Un cuerpo es como un arpa en verdad, todo su misterio
se derrama al toque de la yema de tu dedo:

Un cuerpo de mujer está hecho siempre a la medida
de tu hambre y tu paz. Y un cuerpo de varón 
es como un catecismo.

Pero hay otros que no revelan sus orígenes,
cuerpos de una antigüedad de estatua, 
que los miras y laceran tus pupilas
porque nada hay más letal que la belleza.

Cuerpos dadores de una sed última;
me he reflejado antes en los ojos fanáticos y agobiados
del que sólo sabe beber de los cuerpos.

He padecido esa fiebre y le temo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario