Translate

lunes, 1 de octubre de 2012

Poesía




             San Judas Tadeo, María Sánchez
     



Judas Tadeo
(Deuda)

Él camina en silencio.
A su paso los nudos se deshacen.
La tibia claridad del alba irrumpe y se desgrana.
Lo que era incierto cobra un perfil.
La llave encuentra el agujero y se ajusta.
El plomo se transmuta en finísimo oro.

Patrón de los desesperados,
dueño del tramado del destino:
Convierte en música el ruido inclemente.
Repara con la punta de tu dedo
las tramas rotas del puente que atravieso,
y da tierra firme a mi planta.

No nos desampares, no nos dejes huérfanos de ti,
misterioso apóstol que bebió de la fuente
más sagrada, no dejes de escucharnos.

Ampáranos en la hora de las desolaciones.
Protégenos de los ataques de la Sombra.
Convierte en posible lo imposible.
Bendícenos con tu misericordia.
Amén.






1 comentario:

  1. Comienzo a leer tu blog, pero... veo con tristeza que desde el 1 de octubre no publicas nada aquí... ¿Por qué?

    Un beso de

    Augusto

    ResponderEliminar