Translate

jueves, 21 de enero de 2016

Por el amor de Lucrecia...


Imagen de Juan Carlos Cuba Marchán




Una (nueva) nota sobre Lucrecia quiere decir perfidia
de Ignacio T. Granados Herrera

En un viejo y oscuro test de psicología popular, la imagen asociada  a la muerte es la de una mujer por la que se le pregunta al sujeto; por supuesto, no hay que ser Simone de Beauvoir para saber que eso está determinado por la hetero normatividad masculina de la cultura occidental...

(para seguir leyendo, hacer clic aquí: Editpar)






oOo






Ignacio T. Granados es un poeta, ensayista, traductor, crítico literario y editor de origen cubano, quien además realiza sus propios vídeos sobre temas culturales variados. Es fundador de Ediciones Itinerantes Paradiso, una colección excepcional de autores raros en la forma de libros-objetos de arte.


lunes, 23 de noviembre de 2015

"Lucrecia quiere decir perfidia": He aquí un resumen animado...






LUCRECIA QUIERE DECIR PERFIDIA:
UN THRILLER DIFERENTE

"Por un lado, el lector encontrará aquí todo cuanto esperaría encontrar en un thriller. Se mantendrá ocupado intentando adivinar quién y por qué comete el asesinato... o mejor dicho, los asesinatos. (...)

Pero lo que realmente servirá de trampa al incauto son los aspectos no convencionales que se integran al género en una deliciosa y delirante mezcla.

Para empezar, contiene un ingrediente bastante raro en el género policíaco: el humor. En grandes dosis y de todos colores: negro, blanco, verde, y de otros matices que no me atrevo ni a aventurar".

Daína Chaviano
Premio Azorín 1998


LUCRECIA, ENTRE LO DETECTIVESCO 
Y EL SADOMASOQUISMO

"... deliciosa novela policial en la que los policías no desempeñan un papel muy relevante. La investigación la lleva a cabo, a su manera nada ortodoxa, el narrador protagonista: el señor Anselmo, un octogenario que no soporta la música escandalosa de los jóvenes y vive obsesionado por el recuerdo de un amor tan indeleble como oscuro y retorcido. (...)

Uno de los indiscutibles hallazgos de esta novela es la creación del personaje central femenino, esa Lucrecia que atormenta y subyuga a los hombres con su punzante alfiler de oro y su chal de seda verde esmeralda, convirtiéndolos en víctimas gozosas de su oscura imaginería sexual".

Antonio Orlando Rodríguez
Premio Alfaguara 2008




LUCRECIA, UNA MUJER MISTERIOSA, MUY BELLA, MUY ERÓTICA Y MUY... SÁDICA, es el centro de la historia de varios asesinatos que ocurren en un edificio de La Habana de los años ochenta. Sus inquilinos son personas corrientes: un joven rockero, ancianos retirados, un borracho, amas de casa...

Sin embargo, todos tienen secretos que podrían ser la clave de estos crímenes.

No existe aquí la figura del detective convencional. Serán los propios sospechosos, es decir, los inquilinos del edificio, quienes contribuirán con sus actos y especulaciones a lograr una solución final.

Mezcla de sátira, erotismo, humor y trama detectivesca, la obra posee elementos novedosos y juega con lo fantasmagórico y lo absurdo.

De venta:





jueves, 25 de junio de 2015

Palabras de presentación del poemario "La sed del último que mira", de Carlos Pintado






"La sed del último que mira", 
antología personal del poeta Carlos Pintado

por Chely Lima


Cuando Carlos Pintado me pidió que lo presentara en esta oportunidad en la que está trayendo para nosotros una flamante antología de sus poemas, lo primero que me pregunté fue: ¿Tiene sentido seguir leyendo poesía? Yo, que la escribo a ratos y cada vez menos, me pregunté: ¿Para qué sirve la poesía?


Seguir leyendo aquí, en Revista Cuatrogatos...







martes, 2 de junio de 2015

Un cuento de Chely Lima para pequeños lectores en Revista Conexos: La Gorgona




Foto de Jaime Saíz (Wicho)





La Gorgona
(le resulta muy difícil usar sombrero)


Espero que no crean los chismes que corren acerca de que la Gorgona era una criatura despiadada.  Tenía, eso sí, un pequeño problema con sus ojos: Cuando miraba a alguien, la persona se convertía en piedra.

Un detalle tan tonto provocó que la casa de la Gorgona se llenara de estatuas de piedra de amigos y conocidos.  Para colmo, a partir de cierto momento empezaron a acudir desconocidos que querían matar a la Gorgona.  También ellos acabaron petrificados.

La Gorgona ya no sabía qué hacer.  Es posible sacarle el polvo a unas cinco estatuas.  Cuando las estatuas pasan de trescientas, la cosa se vuelve complicada.

Pero no había remedio, cada vez que alguien tocaba el timbre de la puerta, la Gorgona abría y... ¡paf!, ahí mismo había una nueva estatua a la que había que llevarse adentro para que no estorbara el paso.  Igual si la Gorgona paseaba por la calle y a alguno se le ocurría llamarla con un Pssst...


(Para seguir leyendo: Revista Conexos)



La página 99 de Lucrecia quiere decir perfidia







La página 99 de Lucrecia quiere decir perfidia


Durante décadas editores y lectores han usado la Prueba de la página 99 para juzgar la escritura de un libro antes de comprarlo o decidir publicarlo.  ¿Por qué la página 99 y no la 1?  Es una selección arbitraria...

(Continúa aquí: Eriginal Books)








Lucrecia quiere decir perfidia: Un comentario de Daína Chaviano




Imagen de Juan Carlos Cuba Marchán



Lucrecia quiere decir perfidia: 
Un thriller distinto


Una de las ventajas de haber leído durante toda una vida es también una desventaja, y es que el lector de tantas correrías se vuelve majadero, criticón, exigente, intolerante...  En otras palabras, un lector veterano puede ser la peor pesadilla de cualquier escritor que no sea realmente bueno...

(Continúa aquí: Blog de Daína Chaviano)







Daína Chaviano es una conocida y aclamada escritora norteamericana de origen cubano, cuya obra ha merecido galardones como el Anna Seghers que otorga la Academia de Artes de Berlín (1990), el Premio Azorín de Novela (1998) y el Premio Internacional de Fantasía Goliardos (2003). 


Un cartel para "Lucrecia quiere decir perfidia" en Divinas Lectoras...